¡Sé libre!

Escrito el 23/10/2020
Mente Nueva


La culpabilidad es un sentimiento agobiante. 

No sé si te habrá pasado a ti, pero yo en muchas ocasiones me he encontrado rememorando fallos y equivocaciones del pasado. En ocasiones, aunque muchas de estas cosas sucedieron hace muchos años, todavía puedo sentir la culpa en mi corazón, o el dolor de haber tomado malas decisiones, que en ocasiones llegaron incluso a afectar negativamente a otras personas. 

Es en esos momentos cuando recuerdo este pasaje de las Escrituras: “Aun si nos sentimos culpables, Dios es superior a nuestros sentimientos y él lo sabe todo” (1 Juan 3:20, NTV). El enemigo trata de recordarme a través de pensamientos mis fallos del pasado, para así hacerme sentir como un fracaso. ¡Pero la verdad es que ya he pedido perdón a Dios por ellos, y ya he sido perdonado! Por lo tanto, no puedo dejar que esos sentimientos de culpabilidad sigan merodeando por mi vida.

La Biblia dice: “Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad” (1 Juan 1:9). Sí, Dios te perdona y te limpia de esos pecados, para que no haya ninguna maldad en ti. ¿Acaso no es precioso? 

Querido(a) amigo(a), ¡libérate de la culpa en este día! Si los errores del pasado te persiguen, recuerda que Dios te ha perdonado y te ha limpiado ya. ¡Echa fuera esos sentimientos de culpabilidad, no te pertenecen! Y si todavía hay cosas por las que no has pedido perdón, ¿por qué no lo haces ahora mismo? Libérate de esa carga hoy mismo. 

Vamos a orar: “Señor, gracias porque me has perdonado de todas mis faltas, has limpiado mis pecados con Tu sangre vertida en la cruz. Recibo Tu perdón sobre mi vida, y te entrego de nuevo mi corazón y todo mi ser. ¡Son tuyos! Por favor, limpia más y más mi mente, y ayúdame a rechazar cualquier forma de culpabilidad, de acusación y condenación que el enemigo esté tratando de poner sobre mi vida. ¡Soy libre hoy! En el Nombre de Jesús. ¡Amén!”

Brilla con la luz de Jesús en este día.

¡Eres un Milagro!