¿Quién va ganando?

Escrito el 30/10/2020
Mente Nueva


¿Sientes como que vives en una batalla constante?

A veces tenemos la idea de que la batalla entre el reino de Dios y el reino de las tinieblas es como un partido de fútbol: en ocasiones parece que un equipo va ganando, y al rato parece que es el otro el que avanza. 

Sabemos que Dios tiene la victoria y que Él es el vencedor, pero en nuestra vida hay momentos en los que parece que el enemigo no para de marcarnos goles. ¿Te has preguntado por qué? ¿por qué, si Jesús ha vencido, seguimos teniendo batallas en nuestra vida? 

Mi querido(a) amigo(a), quizá piensas que estás en una lucha libre contras las tinieblas, pero la verdad es que no es del todo así. Estás en una batalla, sí, pero es una buena batalla. Es la que el apóstol Pablo llamó “la buena batalla de la fe” (1 Timoteo 6:12).

“Pero Christian, ¿cómo puede ser buena una batalla?”, te preguntarás. Esta lo es, y lo es por varios motivos:

Primero, porque es una batalla que ya ha sido ganada por Dios
Segundo, porque la clave de esa batalla se encuentra en la fe
Y tercero, porque no estás solo en esa batalla, sino que Dios mismo está contigo, a tu lado.
Tu gran batalla no es tanto contra el diablo, sino contra ti mismo: contra la incredulidad de tu corazón, contra esas dudas que te quieren hacer ver que ese problema es más grande que Dios, o que quizá Dios va a fallarte esta vez. Es por eso que la clave está en la fe para poder vencer; es por ello que se llama la “buena batalla de la fe”. 

Querido(a) amigo(a), ante los ataques de las tinieblas contra tu vida, ¡levántate en fe! Agárrate a Dios con todas tus fuerzas, creyendo y confesando Sus promesas para tu vida, sin importar lo que esté delante de ti. ¡Resiste al diablo, firme en la fe, y huirá de ti! (basado en Santiago 4:7 y 1 Pedro 5:9)

Dios es mayor que cualquier realidad, y en Él eres más que vencedor. ¡Levántate en este día, y pelea la buena batalla de la fe!

¡Eres un Milagro!