¡Se busca!

Escrito el 11/11/2020
Mente Nueva


¿Piensas que Dios necesita alabanza?

A lo largo de estos años, me he encontrado con muchas personas que veían la alabanza como una obligación. ¿Te ha pasado a ti también? Creo que todos, en ocasiones, podemos caer en la idea de que Dios necesita nuestra alabanza, o de que incluso la demanda de nosotros. No importa cómo nos encontremos, tenemos que dársela; al punto de que en ocasiones puede convertirse en algo forzado, fabricado o incluso superficial. 

Pero la verdad es que la alabanza no es un fin en sí misma: es solamente un medio para conectarnos más con Dios. De hecho, ¿sabías que Dios no está necesariamente buscando alabanza? Él no está tan interesado en la adoración que le podamos dar, como lo está en nosotros mismos. Así lo dice este pasaje de la Biblia: “Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren” (Juan 4:23).

Dios no está buscando adoración: está buscando personas que le adoren con un corazón totalmente abierto, personas que anhelen estar con Él más que nada. Es por eso que la auténtica adoración solo puede ser en espíritu y en verdad: porque es algo profundamente espiritual, y profundamente verdadero. Nace de lo más profundo de tu corazón, y conecta con el corazón de Dios. Cuando adoras de esta forma, se crea una conexión que te hace sentir más vivo(a) que nunca. 

Querido(a) amigo(a), ¡Dios te está buscando en este día! Él desea escuchar el clamor de tu corazón expresado en tus tiempos de alabanza, y, a la vez, tocar tu vida con Su amor y Su poder. 

Sí, hemos sido creados para alabar a Dios. Mañana hablaremos más a fondo de ello. 

¡Eres un Milagro!