¡Qué bien huele!

Escrito el 27/11/2020
Mente Nueva


Ayer se celebró el Día de Acción de Gracias. ¡Deseo que, a pesar de la pandemia, haya podido disfrutar de un tiempo agradable con tus familiares y amigos! =)

Como sabes, mi esposa Belinda es Americana, y una de sus fechas favoritas en el calendario es precisamente el Día de Acción de Gracias. 

En los Estados Unidos, es muy típico juntarse ese día con familiares y amigos, y celebrar juntos las bendiciones que Dios les ha dado durante el año con una abundante y sabrosa cena. Pastel de calabaza, puré de patatas, salsa de arándanos, y, cómo no, el famoso pavo relleno… ¡solo de pensarlo se me hace la boca agua! =) 

Los aromas y los sabores que están presentes en esa cena son, en el fondo, un reflejo de lo que la acción de gracias produce en nuestras vidas. Mira lo que dice este pasaje de la Biblia: “Gracias a Dios, que hace que siempre triunfemos en Cristo y que manifiesta en todo lugar el olor de su conocimiento por medio de nosotros” (2 Corintios 2:14, RVA).

La gratitud nos hace ser más conscientes del triunfo que tenemos en Cristo
y nos ayuda a irradiar ese aroma especial allí donde vamos.
¡Sí, querido(a) amigo(a), la gratitud produce un aroma especial en tu vida! Deja que tu ser se impregne de esta bendición, para que puedas compartirla también con los demás. Y que, cada día, la acción de dar gracias sea una constante en tu vida, para que puedas experimentar las victorias que Dios ya tiene preparadas para ti. 

¡Doy gracias a Dios por tu vida, querido(a) amigo(a)!

¡Eres un Milagro!